La faja es para todas. Descubre cuál es la tuya.

La faja es la pieza que algunas usan 24/7, es el remedio tras un parto, es la mentirita para lucir un vestido ceñido, es la confidente para levantar las pompis. También la faja ayuda para esos días del mes donde quieres sentirte como una modelo de catálogo de traje de baño y para controlar el apetito. En fin, la faja es para infinitos usos.

La faja se ha utilizado desde tiempos precolombinos donde los antiguos aborígenes las empleaban en sus vestimentas clásicas. En los tiempos prehispánicos, las fajas era una prenda exclusiva de las mujeres, hoy lo usan hombres y mujeres, aunque ambas tienen contextura algo diferente. Posiblemente la faja fue usada por los hombres tan solo desde el siglo XVIII, por influencia de la vestimenta española y a raíz de la prohibición de usar trajes indígenas emitidos después del levantamiento de 1781. (Fajas Reductoras)

Al buscar cuál es la mejor faja que te iría, me encontré con más remedios y formas. Encontré entre las fajas beneficios; control con comodidad, faja reductora, faja control fuerte, faja invisibles con tecnología, faja post operatorio, faja post parto, faja soporte de espalda y faja levanta pompis. Aparte de aquellas fajas que mejoran la estética.

Entre sus estilos faja “body”, panties control, cinturillas, bustier y camisilla, también existen para áreas específicas del cuerpo como abdomen, cintura, cadera, trasero y muslos.

Un detalle que aprendí con Lipo Express es sobre el material con el cual están confeccionadas.

Según Maria Luisa Jiménez y su esposo Ricardo Jiménez, propietarios de Lipo Express, la tela de la faja es el elemento más importante a tomar en consideración. Esto se debe a que como la faja esta en contacto con la piel, la misma tiene que respirar.

Todas sus fajas están hechas de una tela en combinación entre nylon y spandex. Si fuera sólo de spandex, tu piel no podrá respirar y por lo tanto sudas y el chance de crear salpullidos, maltratar tu piel o dejar la faja con mal olor estaría a la vuelta de la esquina.

Lipo Express fabrica sus piezas sin varillas y sin cauchos para evitar molestias. Sobre todo después de operaciones y post-partos donde los doctores recomiendan las mismas.

Y me aclararon la idea de que muchas de las fajas “seamless” o invisibles con tecnología son para sentirse segura y moldear la figura. Su material no es el mismo que la faja y por lo tanto no logra la compresión, ni el soporte que te brinda una faja.

“Para ser bellas hay que ver las estrellas” bromeó el matrimonio que tiene una de sus oficinas en Miami sobre la idea de aquellas personas que creen que puede ser incómoda la pieza.

Y si me aseguraron tener clientas que usan sus fajas para reducir pulgadas. Vaya maravilla!

Lipo Express tiene su fábrica matriz en Colombia, tiene un catálogo de alrededor 40 modelos (en colores cocoa, negro, beige y blanco) entre las tallas para pesos de 90 y más de 500 libras.

Acá te dejo con una galería de fajas digna de compra en secreto donde nadie te vea. Mejor que ir a la tienda!

Haz click en la faja que te gusta para comprarla u obtener más información.